Rotación voluntaria: ¿qué necesitan saber las empresas?

La rotación voluntaria es un tipo de rotación que ocurre en varias empresas, cuando un empleado decide dejar su puesto de forma voluntaria.

Este tipo de actividad puede ocurrir por varios motivos, como el descontento con la retribución o incluso por el puesto ocupado. Todavía puede suceder cuando el profesional busca nuevos retos, cambios de carrera o acepta otra oferta de trabajo.

La rotación de empleados ocurre en todas las organizaciones, tema bastante recurrente en las discusiones con la gerencia de personal de RRHH. Sin embargo, aunque es común, es un índice que debe ser monitoreado de cerca.

En una fase en la que el mercado es cada vez más competitivo, la salida de un empleado, ya sea por rotación voluntaria o no, puede ser bastante preocupante para los negocios. La situación requiere varios costos de la empresa, afecta la productividad del equipo, hasta que un nuevo empleado se hace cargo del puesto vacante, sin contar los gastos con recursos y tiempo con entrevistas y selección de candidatos para el puesto.

Además de los impactos económicos, las tasas de rotación voluntaria e involuntaria deben ser monitoreadas de cerca, ya que el intercambio constante de profesionales puede afectar el clima organizacional de la empresa, perjudicando la satisfacción y productividad de otros empleados y la gestión de los equipos.

Índice
  1. ¿Por qué medir el índice de rotación?
    1. Costos de rotación
  2. Rotación voluntaria
    1. Principales causas
    2. Cómo reducir la rotación voluntaria

¿Por qué medir el índice de rotación?

Esta tasa de rotación de empleados es un factor determinante dentro de cualquier empresa. Cuando es demasiado alto, puede tener graves consecuencias para las organizaciones, que terminan teniendo pérdidas debido a la disminución de la productividad, ya que los empleados que están a punto de dejar sus trabajos tienden a producir menos.

Además, las nuevas contrataciones requieren tratamientos especiales. La empresa necesita preparar su onboarding para recibirlos, ofrecerles capacitación y otros recursos para prepararlos.

Los nuevos empleados requieren algo de experiencia para adaptarse a sus puestos, un período en el que la productividad tiende a ser baja.

Costos de rotación

La importancia de monitorear la rotación aún va más allá de las cuestiones relacionadas con el desempeño de los equipos. Una alta tasa de rotación también afecta los ingresos y las ganancias de la empresa.

Las razones de esto son:

  • Gastos con nuevas contrataciones y procesos de selección ;
  • Gastos laborales por despidos;
  • Gastos de capacitación y desarrollo de capacidades para empleados recién contratados;
  • Posibles gastos indirectos con la salida de empleados, tales como participaciones en la empresa, juicios laborales, cartera de clientes, entre otros. 

Rotación voluntaria

Reemplazar a un empleado genera altos costos con despidos y nuevas contrataciones. Sin embargo, la pérdida es mayor cuando se trata de rotación voluntaria. Además de estos gastos, la organización sufre la pérdida de talento frente a la competencia y la caída de la productividad del equipo por la curva de aprendizaje del nuevo profesional.

Cuanto mayores sean las calificaciones y competencias del profesional perdido, más difícil será su sustitución y, en consecuencia, la formación del profesional suplente. Por tanto, la rotación voluntaria puede considerarse mucho más cara para las empresas.

La rotación voluntaria, como ya se mencionó al principio de este texto, generalmente ocurre cuando un empleado se siente insatisfecho con algún aspecto de su trabajo actual.

Es bastante común entre los profesionales de la conocida “ generación Y ” compuesta por gente más joven. Suelen dejar el trabajo de forma voluntaria más que las personas mayores, que están acostumbradas a buscar estabilidad en sus puestos de trabajo.

Así, ante puestos de trabajo desmotivadores y estables, suelen sentirse estancados y desmotivados, lo que les hace emprender la búsqueda de nuevas oportunidades.

Principales causas

Generalmente, las insatisfacciones ocurren por algunas circunstancias particulares, como:

  • Cuando el profesional recibe una o más ofertas de trabajo de otras organizaciones que le resultan más ventajosas. Ya sea para superar sus ganancias económicas o incluso personales, tener características que permitan su desarrollo profesional y personal;
  • Conflictos internos que generan situaciones incómodas para el profesional, haciéndolo buscar nuevas oportunidades;
  • Falta de planes de carrera y oportunidades de crecimiento. Esto a menudo lleva a los profesionales a asumir riesgos en nuevos puestos de trabajo en lugar de invertir su tiempo en la empresa que no ofrece oportunidades claras de avance.

La rotación voluntaria es muy común entre los profesionales que ocupan altos cargos y niveles de educación superiores. Entre los ejecutivos, esta rotación es frecuente, ya que se presentan con mayor facilidad oportunidades más atractivas para este profesional.

Esto suele indicar serios problemas de gestión en la empresa y la falta de una buena estrategia de retención de talento. Si bien la organización trata de mantenerlos motivados a través de beneficios, altos salarios y otro tipo de ingresos, otros puntos pueden estar generando insatisfacción, como un mal clima organizacional y la falta de un plan de carrera.

Cómo reducir la rotación voluntaria

Para reducir este índice, es necesario que las empresas inviertan en la creación de una cultura de equipo, en la que los empleados se den cuenta de que son valorados por la organización. Es esencial que todos los empleados se comprometan a lograr sus objetivos personales y profesionales, al tiempo que siguen la visión de la organización.

Los empleados que tienen más probabilidades de realizar una rotación voluntaria deben sentirse importantes para la empresa. Por lo tanto, RR.HH. debe preparar a los gerentes y líderes para motivar a sus equipos, demostrando que todos son esenciales para el negocio.

Algunas acciones pueden ayudar en esta misión:

  • Desarrollo de programas y políticas motivacionales que muestren el rol del empleado en el logro de los objetivos de la empresa;
  • Revisiones periódicas de los salarios y beneficios de todos los empleados para que puedan reajustarse a medida que cambian sus necesidades;
  • Creación y difusión constante de planes de carrera para indicar hasta dónde pueden llegar los profesionales. Es necesario hacerlos parte de la cultura organizacional para que los empleados se sientan motivados a alcanzar nuevos puestos;
  • Realizar evaluaciones de comportamiento periódicas con los equipos para monitorear la satisfacción de todos;
  • Desarrollar capacitación para el reciclaje de empleados que demuestren caída en su productividad;
  • Proporcionar un ambiente de trabajo agradable. Además de promover un clima de armonía para evitar el estrés y otros problemas entre los empleados;
  • Brindar retroalimentación para resaltar las habilidades de los empleados, para que sepan que la empresa está monitoreando su desarrollo. Además, señalarles lo que pueden mejorar.

Hay varias otras medidas que pueden ayudar a su empresa a reducir la rotación voluntaria. Pero primero, es necesario conocer a tu equipo para saber cuáles serán las mejores acciones para que estén satisfechos en sus trabajos. Solo así, será posible actuar de acuerdo con su público interno y promover las mejores condiciones para todos.
¿Y la facturación de su empresa es alta? ¡Calcula ahora y descúbrelo!

También puedes leer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Go up

Este sitio utiliza cookies de Google para prestar sus servicios y para analizar su tráfico. Tu dirección IP y user-agent se comparten con Google, junto con las métricas de rendimiento y de seguridad, para garantizar la calidad del servicio, generar estadísticas de uso y detectar y solucionar abusos.